Claudia Jañez: rompiendo con la tradición

Articulo-ClaudiaJanez

Claudia Jañez no acepta un “no” como respuesta. Al inicio de su carrera, cuando era una joven abogada de 27 años en una gran compañía automotriz en la Ciudad de México, su jefe - el Director Jurídico - dejó la compañía. Claudia acudió con sus superiores para solicitar el trabajo recibiendo como respuesta que era demasiado joven.

"Puedes decirme que no estoy suficientemente calificada pero no que soy demasiado joven" dice Jañez que hoy es Presidenta y Directora Legal de DuPont México, Centroamérica y el Caribe. Claudia no sólo es la primera mujer que ocupa este puesto sino también la más joven.

Jañez respondió con una propuesta. Que se le dejara efectuar el trabajo de Directora Jurídica durante seis meses, con su puesto y pago que tenía; sí lo lograba exitosamente se le concedería el puesto. "Les dije que no tenían nada que perder", afirma. Ellos estuvieron de acuerdo y el resto es historia. Claudia destacó en su trabajo y fue propiamente nombrada al dirigir el área legal con éxito por más de ocho años antes de unirse a DuPont.

"Nunca dejaré que nadie me diga que la única razón por la que no puedo hacer algo es porque soy demasiado joven", aclara Jañez. "Siempre he tenido claro que para alcanzar lo que me propongo debo de trabajar duro y entregar resultados. Nunca he dudado en demostrar que soy la mejor persona para el trabajo. "

DuPont rompe con la tradición

Claudia ha trabajado en DuPont por un total de nueve años. A principios de los 2000, estuvo tres años en el departamento jurídico. Dejó la compañía por algunos años para regresar en 2011 como Directora Jurídica y cabeza del área de asuntos gubernamentales en México. Desde hace dos años, Claudia fue nombrada presidenta de México. "Ha sido un gran camino", afirma respecto a los últimos seis años.

"Mis predecesores eran todos hombres, todos ingenieros y todos tenían muchos más años de experiencia laboral que yo cuando obtuve el puesto", dice Jañez al ser nombrada presidenta a los 43 años de edad. "Conmigo, DuPont se orientó en una dirección completamente diferente." Los cambios radicales estaban en marcha; la compañía estaba realizando una importante adquisición de Danisco, una firma internacional de ingredientes y biotecnología con una gran presencia centroamericana, y al mismo tiempo se estaba despojando de su negocio de recubrimientos (pinturas). Claudia era responsable de administrar ambas transiciones.

"Gestionaba la adquisición de Danisco en mi rol de abogada. Sin embargo, también comencé a ayudar con la separación y la venta del negocio de recubrimientos. Fue un momento desafiante pero sumamente emocionante".

Debido a que, el entonces presidente de DuPont se trasladó a la empresa que asumió el negocio de recubrimientos, el puesto estuvo vacante durante varios meses y Claudia asumió la responsabilidad de dirigir la empresa e integrar Danisco a la organización. Si bien un nuevo presidente fue nombrado en 2013, el mismo escenario se repitió en pocos meses; DuPont separó la división de químicos, que coincidió era la que el líder dirigía y por ende él se fue a la nueva compañía. El vació de liderazgo se completó cuando DuPont le solicitó a Claudia que asumiera el papel de Presidenta a la par que mantenía sus deberes como Directora Jurídica.

Una política de puertas abiertas

Jañez es reconocida por su liderazgo práctico, estilo colaborativo y política de puertas abiertas. Probablemente el símbolo más significativo de cambio que aportó a DuPont fue haber rechazado la oficina tradicional del presidente para permanecer en su oficina de abogada.

Desde hace más de 40 años, DuPont posee un edificio de 15 pisos en la Ciudad de México. El inmueble cuenta con un penthouse formado de una gran terraza con estupenda vista donde, tradicionalmente, se encontraba la oficina del presidente.

Claudia rechazó ocupar esa oficina formal y, en cambio, abrió el espacio para todos los colaboradores del edificio. "Si alguien quiere tener una recepción para sus clientes o distribuidores, o reconocer a su equipo por un logro, pueden reservar el lugar. Está abierto a cualquier persona en cualquier momento", aclaró. Claudia sostiene que el acceso al espacio abierto ha sido un gran unificador para la organización. "Al permanecer en mi propia oficina, estoy más cerca de mi gente, y más disponible. Ella les dice a todos, “ustedes pueden verme, y soy parte de la compañía".

Cuando Claudia regresó a DuPont en 2011, el 52% de los empleados eran Baby Boomers y la mayoría tenían más de 55 años. En sólo seis años, debido a las diversas separaciones y la adquisición de Danisco, el 56% de la población es ahora Millennials y del 35% Generación X. "No puedo tener el mismo estilo de liderazgo que era común en el pasado", dice. "Necesito hacer avanzar la organización".

Oportunidades para las mujeres

Jañez se enorgullece de ser un ejemplo para otras mujeres que quieren avanzar en sus carreras en DuPont. Ella acepta que tiene un historial inusual. Para empezar, ella no tenía una experiencia técnica (ciencia, tecnología, ingeniería, y matemáticas). Pero su título de abogada y su MBA le han servido bien. "Leyes y negocios resultan ser una buena combinación para el liderazgo", comenta.

Las mujeres obtienen buenas oportunidades en DuPont, de acuerdo a Claudia. "DuPont ha sido un pionero en la diversidad. Tenemos muchos programas para el cuidado de los niños y horarios flexible -no sólo para las mujeres, sino también para los hombres-. DuPont no asume que siempre será la mujer la que cuida a los niños".

"Si me hubieran preguntado cuando empecé, nunca habría imaginado, hace 25-30 años, que terminaría aquí. Pero nunca he estado asustada o preocupada. Siempre he estado confiado en mis habilidades ", dice.