Los hechos detrás del rendimiento de Nomex® durante la exposición al calor intenso

Una mesa redonda reciente sobre equipo de protección personal (EPP), a la que asistieron expertos destacados como gerentes generales de bomberos, fabricantes de prendas y tejedores, reveló la importancia que tiene el tiempo en el rendimiento de la protección de las prendas durante el peligro más amenazante, las combustiones súbitas generalizadas.

El tiempo juega un papel crucial en el ciclo de protección del EPP, por lo que es muy importante que los bomberos consideren la manera en que sus prendas funcionan e interactúan con el usuario durante estas situaciones y después de ellas. Así, se asegurarán de tomar la medidas de acción correctas y tendrán la protección adecuada.

Es de acuerdo común que el riesgo de estar involucrado en una combustión súbita generalizada o en una explosión de humo durante la carrera profesional de un bombero es mínimo. A pesar de esto, se espera que los fabricantes de telas y prendas diseñen y fabriquen materiales e indumentaria que brinden protección contra estos eventos insólitos.

Sin embargo, el resultado de desarrollar esas prendas de protección tiende a ser la producción de indumentaria que saca a la luz otros temas como el estrés por el calor, la baja transpirabilidad y la baja resistencia contra la abrasión, que llevan a costos de reparación más altos y a un deterioro estético más rápido. George Farenden, exbombero y consultor con DuPont, explica que uno de los elementos clave en asegurar que estos dos problemas puedan solucionarse juntos de manera satisfactoria es la mezcla perfecta de para-aramida y meta-aramida en la fabricación de la tela; lo que produce un material que no solo protege, incluso en condiciones extremas, sino que también es cómodo y duradero. George agregó, “Es importante recordar que las telas y las prendas sin duda pueden desarrollarse para resistir las condiciones más extremas. No obstante, también deberíamos recordar que, además de la protección, es fundamental pensar en el bombero y en que hay un límite natural que el cuerpo humano puede soportar.“

A pesar de esto, los avances técnicos de los últimos años dieron como resultado telas como Hainsworth® TITAN, que contienen una mezcla de Nomex® y Kevlar® que no solo protegerán al bombero en caso de una posible combustión súbita generalizada o una explosión de humo, sino que también brindarán transpirabilidad y comodidad todos los días. El contenido Nomex® o de meta-aramida de la tela brinda la resistencia contra el calor y las llamas. Puede haber algunos malentendidos sobre el rendimiento de Nomex® dentro de las telas y sobre cómo está diseñada para absorber el calor. Cuando Nomex® se carboniza, absorbe el calor y lo transforma en una barrera protectora de carbón que evita que ese calor ingrese a la prenda y al cuerpo del bombero. Si no se forma la barrera, ¿hacia dónde va el calor?

Fases del rendimiento de la prenda

Hay tres fases diferentes en el rendimiento de una prenda que suceden en un periodo relativamente corto y que están diseñadas para proteger al bombero en caso de estar expuesto a una combustión súbita generalizada o a una explosión de humo. En la primera fase (COMBUSTIÓN SÚBITA GENERALIZADA), la prenda está expuesta a una gran cantidad de calor, posiblemente de 800 a 1000 °c, y lo absorbe. Esta absorción hace que las fibras Nomex® se hinchen y engrosen, lo que ayuda a eliminar la transferencia de calor conductivo y reduce así la transferencia de calor al cuerpo. El rendimiento destacado de las fibras Nomex® al reaccionar ante el calor brinda protección contra el calor durante unos segundos adicionales y valiosos. Durante este proceso, la tela de la capa externa y el nivel de protección permanecen intactos y flexibles, lo que le permite al bombero escapar y alejarse de la fuente de calor.

Lo más importante para el bombero en caso de estar expuesto a una combustión súbita generalizada, independientemente del material con que esté hecha la prenda, es salir de esa área, dirigirse a un lugar seguro tan pronto como sea posible y quitarse la prenda (la chaqueta y el pantalón). Durante esta segunda fase (ESCAPE), Nomex® se mantiene protectora y flexible hasta que se enfría; así, brinda protección durante segundos unos cruciales. En esta fase no se producen roturas. Sin embargo, todas las prendas contra incendios, sin importar su fabricación, seguirán conservando el calor; por lo tanto, es esencial que el usuario se quite la prenda para evitar quemaduras que podrían producirse por la transferencia gradual de calor conductivo.

Durante la última fase (RECUPERACIÓN), el bombero se quita las prendas externas para enfriarse y recuperarse del incidente. De manera similar, la prenda se enfriará gradualmente y liberará el calor restante, que aún se encuentra en cantidades importantes. Donde las fibras Nomex® absorben el calor, el proceso de enfriamiento hace que las fibras Nomex® se solidifiquen y luego, si se flexionan, se rompan o desmoronen. Esto a veces se denomina 'roturas', un principio similar al de un auto diseñado para absorber el impacto y derrumbarse. Por ejemplo, un auto no está diseñado para permanecer intacto y verse atractivo después de un accidente. Está diseñado para absorber la energía y derrumbarse con el objetivo de proteger al conductor. Esta reacción es similar a la de una prenda hecha con DuPont™ Nomex®. En determinados casos, se desmoronará durante el enfriamiento después de haber cumplido con su función de absorber la energía y proteger al bombero: en pocas palabras, está diseñada para proteger y no para verse atractiva después de una combustión interna generalizada. La apariencia de desmoronamiento es una señal evidente de que el calor ha sido absorbido y de que el rendimiento de la prenda cumplió con las expectativas. Lo más importante es que esta característica solo funciona una vez que la prenda está lejos del calor intenso y la tela se ha enfriado.

Durante la mesa redonda, se planteó la pregunta sobre si alguna vez se habían visto las prendas que se habían deteriorado durante una combustión súbita generalizada o una explosión de humo. Todos coincidían en que solo habían visto esta característica en las pruebas controladas en maniquís.

Hay que tener en cuenta muchas cosas antes de comprar las prendas que cumplen con la norma EN469. Por ejemplo, cuáles son los peligros más importantes y probables que podrían enfrentar los bomberos y cuánta protección necesitan comparada con la importancia de la comodidad, la protección contra el estrés por el calor, la facilidad de movimientos y, desde luego, debido al presupuesto limitado, la durabilidad.

Nomex® es una fibra que se elige para las prendas de los bomberos en todo el mundo, ya que ha sido diseñada para brindar protección. DuPont continúa realizando una investigación exhaustiva para desarrollar telas y prendas junto con sus socios de Nomex® con el fin de proteger a los bomberos y satisfacer sus diversas demandas, de manera que puedan realizar su trabajo con seguridad y comodidad.

Hainsworth® es una marca comercial registrada de A W Hainsworth & Sons Ltd.