Protección contra el fentanilo y otros opioides

Article
Protección contra el fentanilo y otros opioides
Marcas destacadas
 
 
 
Fentanilo y otros opioides
 
 
 

¿Qué es la crisis de los opioides?

Los opioides son una clase importante de medicamentos recetados para ayudar a los pacientes a controlar el dolor crónico debido a una cirugía, al tratamiento del cáncer y a muchas otras afecciones de salud. Desafortunadamente, también son altamente adictivos y están sujetos a abuso; en consecuencia, la Agencia de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) regula los opioides como Schedule II Controlled Substances (sustancias controladas Anexo II). Cuando se prescriben legalmente y se toman según las indicaciones, los opioides son muy efectivos para controlar el dolor. Sin embargo, cuando se abusa de su empleo o alguien se sobreexpone a ellos sin darse cuenta, dichos medicamentos pueden causar depresión respiratoria y la muerte. En los últimos años, un opioide, el fentanilo, ha sido objeto de una gran cantidad de atención por parte de los medios. El fentanilo y varios de sus derivados son opioides sintéticos que tienen un nuevo uso en el mercado de drogas ilícitas. El fentanilo es aproximadamente 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más potente que la heroína. Desafortunadamente, los traficantes de drogas combinan la heroína con estos opioides sintéticos baratos y hacen que a menudo los consumidores sufran una sobredosis. Según los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los años 2001 a 2014 vieron un aumento de seis veces en el número total de muertes por sobredosis. Además, las muertes por sobredosis con opioides sintéticos, incluido el fentanilo, aumentaron en un 80 % entre 2013 y 2014.1

Consecuencias no deseadas

Una consecuencia desafortunada de la crisis de los opioides es el riesgo de exposición a los opioides sintéticos, altamente peligrosos, por parte de las fuerzas del orden y de los socorristas; el mismo riesgo también lo tiene el personal médico en las prisiones o que atiende emergencias por cuenta de esta epidemia de salud pública. Los opioides sintéticos son sólidos orgánicos altamente tóxicos que pueden encontrarse en forma de polvos, líquidos, aerosoles nasales, parches para la piel y pastillas. El tamaño de la partícula de los polvos opioides sintéticos generalmente varía entre 0,2 y 2,0 micras; además, dichos polvos se pueden fácilmente volver aerosol lo cual representa principalmente un riesgo respiratorio. Existe un riesgo dérmico secundario si hay contacto directo de la piel con grandes cantidades de estas sustancias peligrosas.2

Protección de los trabajadores en riesgo

Como ante cualquier situación de peligro, el nivel de riesgo de los opioides sintéticos como el fentanilo, depende del potencial de exposición; este debe determinarse llevando a cabo una evaluación exhaustiva del dicho riesgo. Las fuerzas del orden y otros trabajadores de seguridad pública pueden tener que enfrentarse a una variedad de escenarios posibles de exposición, los cuales representan diferentes niveles de riesgo para estas personas. Entre el personal que tiene un mayor riesgo de exposición potencial se cuentan los escuadrones de operaciones especiales, los cuales toman por asalto laboratorios clandestinos en plena actividad y las "fábricas de pastillas", al igual que el personal investigador que recopila evidencias. Aquellos con un riesgo moderado pueden ser las fuerzas del orden o el personal médico en labores de rutina, en las que el polvo sospechoso está a la vista. Aquellos con un bajo riesgo pueden ser las fuerzas del orden o el personal médico, en situaciones donde se sospecha de actividad con drogas ilícitas pero el material sospechoso no está a la vista. El fentanilo y sus derivados, así como las drogas ilícitas mezcladas, generalmente se encuentran en forma de polvo; ello representa riesgos tanto de inhalación como de exposición dérmica. Debido a la alta biodisponibilidad de dichas partículas de opioides, el mayor riesgo de exposición consiste en su inhalación o en la exposición de las membranas mucosas a tales partículas. El fentanilo, por ejemplo, presenta una tasa de absorción 30 veces mayor a través de las membranas mucosas que a través de una piel sin heridas.3 Sin embargo, el contacto dérmico plantea un grave riesgo de exposición secundaria el cual debe evitarse.

Guías acerca de cómo proceder

Desde los inicios de la crisis de los opioides, diferentes grupos han desarrollado guías para evaluar el riesgo de exposición y brindar al personal que atiende llamadas de emergencia alternativas adecuadas para controlar dicho riesgo; estas incluyen los equipos de protección personal (EPP). Dado que muchos de los escenarios de exposición son situaciones que no están bajo control, es difícil utilizar controles de ingeniería, como por ejemplo los mecanismos de ventilación, para atrapar los polvos en forma de aerosol; en consecuencia, la mitigación del riesgo por parte del personal que atiende llamadas de emergencia depende en gran medida del EPP. El Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH, por sus siglas en inglés), en sus recomendaciones para prevenir la exposición ocupacional al fentanilo y otros opioides, describe los procedimientos operativos seguros, la evaluación de riesgos, la capacitación, la descontaminación y las guías de EPP para el personal que atiende llamadas de emergencia y que está potencialmente expuesto. Dentro de sus recomendaciones de EPP, la agencia ha definido tres niveles de riesgo de exposición: Mínimo, moderado y alto. En función del riesgo de exposición y de la tarea que se lleva a cabo, se propone una matriz de EPP que especifica la protección respiratoria, la protección de la cara y de los ojos, la protección de las manos y la protección dérmica.1 El InterAgency Board (IAB, por sus siglas en inglés) ha publicado recomendaciones para seleccionar y utilizar el EPP que permita proteger al personal que atiende llamadas de emergencia y que está potencialmente expuesto al fentanilo y otros opioides sintéticos. En sus directrices, la agencia amplía los niveles de riesgo de exposición para incluir Mínimo, Moderado (pequeño volumen), Moderado (volumen grande), Alto (partículas, operaciones de "fabricación de pastillas") y Alto (químicos, laboratorios de producción). Una matriz establece los niveles de EPP en función del riesgo de exposición y de la labor de respuesta operacional. Posteriormente, una tabla define la protección de la piel, los ojos, la cara y las vías respiratorias, asociada con cada nivel de EPP.2 La guía de la DEA, “Fentanyl: A Briefing Guide for First Responders”4, define los detalles de las amenazas y las recomendaciones de EPP, además de otras consideraciones de seguridad para el personal que atiende llamadas de emergencia.

¿Qué trajes de protección están disponibles?

Ya se que el personal que atiende llamadas de emergencia siga las recomendaciones del NIOSH, del IAB y / o de la DEA, DuPont ofrece opciones de trajes protectores para todos los niveles de riesgo de exposición al fentanilo y a otros opioides sintéticos. Los trajes hechos con Tyvek® y con tejidos Tychem® diseñados con costuras selladas y solapas sellables que cubran la cremallera, pueden limitar la contaminación por partículas secas, tanto de la piel como del cabello y de la ropa interior; igualmente, deben ser considerados en situaciones que involucren opioides sintéticos en forma de polvo.

Los overoles Tyvek® 600 y Tyvek® 800 J pueden utilizarse en situaciones donde hay baja exposición, en los cuales la posibilidad de contacto dérmico es mínima; tal es el caso del manejo de una víctima de sobredosis. Para situaciones con alto riesgo de exposición, como son por ejemplo las redadas a los laboratorios de producción y de elaboración de pastillas, en los cuales se puede requerir un equipo autónomo de respiración (SCBA, por sus siglas en inglés), se hace necesario un traje de encapsulación con el fin de proteger tanto a la persona que está atendiendo el caso como a su equipo de respiración. En tales situaciones con alto riesgo de exposición, el IAB recomienda el uso de trajes certificados que cumplan con las normas NFPA 1994 o NFPA 1991. Los trajes Tychem® 10000 y Tychem® 10000 FR cumplen respectivamente con dichos requerimientos.

En todos los casos, los resultados de la evaluación del riesgo de exposición para la tarea y el entorno en cuestión deberían determinar el conjunto de EPP requerido, incluido el traje protector adecuado. Nota: Depende de cada organización o autoridad que tenga jurisdicción (AHJ, por sus siglas en inglés) llevar a cabo su propia evaluación de riesgo de exposición para determinar el EPP adecuado, los procedimientos operacionales estándar y la capacitación para sus distintos miembros con respecto a escenarios específicos que involucren fentanilo u otros opioides sintéticos.

Consulte a continuación una lista de EPP DuPont que es el indicado para proteger a sus trabajadores contra el riesgo de exposición al fentanilo y otros opioides.

 
 
 
Lista de EPP DuPont para protegerse contra el fetanilo y otros opioides
 
 
 

Referencias:

(1) Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Temas de Seguridad y Salud Ocupacional del NIOSH

https://www.cdc.gov/niosh/topics/fentanyl/default.html

(2) The InterAgency Board, Recommendations on Selection and Use of Personal Protective Equipment and Decontamination Products for First Responders Against Exposure Hazards to Synthetic Opioids, Including Fentanyl and Fentanyl Analogues, agosto 2017

(3) The American College of Medical Toxicology (ACMT ) and American Academy of Clinical Toxicology (A ACT), ACMT and A ACT Position Statement: Preventing Occupational Fentanyl and Fentanyl Analog Exposure to Emergency Responders, julio 12 de 2017

(4) Drug Enforcement Administration (DEA), Fentanyl: A Briefing Guide for First Responders, junio 2017 https://www.dea.gov/druginfo/Fentanyl_BriefingGuideforFirstResponders_June2017.pdf